¿Qué tipos de precinto existen y cuáles son sus diferencias?

Muchas veces, nuestros clientes saben qué tipo de embalaje que necesitan, pero se sienten más perdidos a la hora de discernir cuál es la cinta adhesiva que mejor conviene a su negocio y producto.

No es de extrañar: en la actualidad existen muchos tipos de precinto y es difícil saber qué diferencias hay entre todos ellos si no se está en el sector.

Claro está que, antes de empezar, será muy importante que sepas qué uso quieres darle a la cinta adhesiva. También deberás saber con qué tipo de producto la vas a utilizar.

Y con estas dos características sobre la mesa, tan solo te quedará leer este artículo para poder elegir el precinto más adecuado. ¿Empezamos?

Tipos de precinto y sus diferencias

Precinto adhesivo acrílico

La cinta adhesiva acrílica es un precinto con un buen adhesivo, capaz de garantizar la adhesión en superficies tanto planas como porosas, sobre todo en contacto con plásticos y cajas de cartón.

Aun así, será importante asegurarnos de que la superficie en la que vamos a aplicar el precinto está limpia para que este se aplique mejor. Esto es una condición sine qua non que, en realidad, nos sirve para todos los tipos de precinto.

Como su nombre indica, está compuesto de acrílico, un material que soporta y resiste bien los cambios de temperatura.

Normalmente, se suele utilizar para cajas poco pesadas, de hasta 20 kilos.

Precinto adhesivo solvente (PP)

Este tipo de precinto está hecho de derivados del caucho natural o de elastómeros sintéticos y tiene más adhesivo que el precinto acrílico. ¿Qué efecto conlleva eso?

Principalmente, que el pegado sea mejor, incluso en superficies con mayor suciedad (lo que no quiere decir que, si quieres maximizar la efectividad de un precinto, no debas asegurarte siempre de que la superficie está limpia).

La temperatura óptima de todos los precintos se suele situar entre los 19ºC y los 35ºC, pero en caso de que haga más frío, el solvente es ideal, ya que no se acristala ni se rompe ante temperaturas frías.

Otra ventaja de la cinta adhesiva solvente es la inmediatez y la larga durabilidad del pegado.

Precinto adhesivo PVC

El PVC o policloruro de vinilo es un tipo de material muy resistente que se utiliza para diversos sectores.

Como cinta adhesiva, podemos decir que es la que presenta una mayor calidad y la que se adapta mejor a las distintas superficies.

Uno de los motivos es su gran elasticidad, que permite aplicar más tensión en el cierre y aguantar cargas más pesadas.

También  resiste bien ante cambios de temperatura, así como cualquier rascado. Otra ventaja, quizá menos vistosa pero interesante es su aplicación silenciosa.

Aun así, y a diferencia del solvente, podría llegar a acristalarse en caso de temperaturas muy bajas.

Precinto adhesivo de papel kraft

La opción perfecta para los más preocupados por el medioambiente. Las cintas de papel kraft permiten un emabalaje muy resistente y una fuerte adhesión a las superficies.

De hecho, puede usarse en el cierre de cajas de hasta 40kg. Su tiempo de adhesión es medio-alto, aunque es fácil de cortar manualmente y puede reciclarse junto a la caja de cartón.

 

Aunque estos tipos de cinta pueden crear confusión a las empresas a la hora de adquirirlos y/o usarlos, esperamos haberte ayudado a aclarar algunos puntos gracias a este artículo.

Como siempre, recuerda que puedes obtener asesoramiento sin compromiso de la mano de nuestros expertos en embalaje gracias a este enlace.