5 consejos para el embalaje de envíos frágiles

El embalaje es todo un arte que requiere ciertos conocimientos técnicos para realizarse correctamente. Y esto es todavía más cierto cuando hablamos del embalaje de envíos frágiles.

En estos casos, la naturaleza del paquete exige que pongamos especial atención a cómo embalamos si queremos que llegue a su destino en buenas condiciones. Y, para ello, las soluciones de packaging habituales suelen quedarse cortas.

envíos frágiles de alimentos

Sin embargo, solo tienes que seguir leyendo para ser capaz de aportar a tus envíos frágiles la protección extra que necesitan.

¿A qué nos referimos con envíos frágiles?

Por envíos frágiles nos referimos a aquellos que pueden romperse o deteriorarse con facilidad debido a un golpe o incluso un roce.

En esta categoría, entrarían objetos de vidrio, electrodomésticos, gadgets tecnológicos, muebles y artículos de decoración e, incluso, alimentos.

Vista esta descripción, pasemos a ver qué tips o consejos te ayudarán a embalar tu pedido frágil:

1. Elige una caja de cartón de canal doble o triple

cartón doble para envíos frágiles Las cajas de cartón de canal doble o triple son aquellas que tienen varias capas de ondulaciones en vez de una.

Como cabe esperar, estas cajas presentan un menor riesgo de rotura.

En la mayoría de los casos, tendrás suficiente con una caja de cartón de canal doble.

Sin embargo, para productos extremadamente frágiles, como cristales muy finos, dispositivos electrónicos muy sensibles, etc., las cajas de cartón de canal triple son una opción todavía más fiable.

2. Neutraliza los espacios vacíos con embalaje de relleno

El embalaje de relleno es aquel que nos ayuda a cubrir espacios vacíos en el interior de los paquetes.

Esto cumple con una doble función: por un lado, la de acolchar los productos para minimizar las vibraciones y, por el otro, la de fijar los productos para evitar que se muevan dentro de la caja.

etiqueta para envíos frágiles

Existen diferentes tipos de rellenos: en este artículo ya te contamos cuáles son los principales y cuáles son sus diferencias.

Por otro lado, también encontrarás en el mercado propuestas dos en uno, como las cajas y estuches con protección de espuma incorporada.

3. Avisa de la fragilidad con etiquetas de expedición

Se trata de un consejo imprescindible para asegurarte de que los transportistas tienen especial cuidado con tu envío.

Además de avisar de la fragilidad, algunas etiquetas ofrecen información acerca de qué posición debe colocarse el paquete y si puede o no ser apilado.

4. Cubre bordes y esquinas con perfiles y cantoneras

Los espejos, cuadros, muebles, lámparas, baldosas y azulejos se benefician especialmente del uso de perfiles y cantoneras, que preservarán los bordes y esquinas a salvo de impactos y arañazos.

Como en el caso de los rellenos de protección, existen muchas opciones en el mercado, aunque la mayoría están hechos de espuma o de cartón.

5. Utiliza sistemas de cierre reforzados en tus envíos frágiles

Como último paso, es aconsejable que protejas tus envíos frágiles mediante sistemas de cierre reforzados para cajas, como el precintado en H, en el que se sella con cinta adhesiva la convergencia central de las solapas y los laterales con el fin de evitar aperturas accidentales.

 

Como consejo extra, te recomendamos que cuentes con un proveedor de embalaje que, a la vez, sea capaz de asesorarte para que elijas la mejor opción para tus envíos.

Si lo deseas, puedes contactar con nuestro equipo de expertos para recibir asesoramiento personalizado a través de este enlace.