Guía para flejar con hebillas correctamente

En un artículo anterior de nuestro blog, te contábamos en qué consiste el flejado, ese procedimiento de embalaje que nos permite asegurar la estabilidad de nuestros pedidos durante el transporte y almacenamiento.

Y como vimos también anteriormente, es posible combinar el empleo de flejes de distintos materiales con accesorios que facilitan el proceso.

Durante el artículo de hoy, te contaremos cómo usar hebillas metálicas durante un proceso de flejado manual. Pero antes de empezar, puede que te preguntes:

¿Para qué sirve flejar con hebillas metálicas?

Accesorios de FlejadoLa respuesta es simple: el flejado manual con hebillas metálicas permite asegurar y estabilizar al máximo nuestros productos, cajas o palets.

Se trata de un sistema de seguridad complementario que nos permite incluso prescindir de una flejadora manual, de manera que podamos realizar todo el proceso sin intervención de ningún tipo de maquinaria.

Así, se trata de una solución adecuada en el caso de disponer de un pequeño flujo de pedidos, puesto que la mejor solución si nuestro volumen de pedidos aumenta es disponer de una máquina que nos permita automatizar el proceso.

Su uso es simple y rápido y nos permite flejar todo tipo de cargas o productos.

Requisitos previos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para flejar con hebillas metálicas deberemos utilizar fleje textil o de polipropileno manual.

Como te contamos en este artículo, también encontramos en el mercado flejes plásticos de poliéster y flejes de acero, los cuales no son adecuados si vamos a realizar este procedimiento de forma manual.

Pero no te preocupes, incluso es fleje textil es de gran resistencia: junto a las hebillas, resisten cargas desde 375 hasta más de 850 kilos.

Ventajas de flejar con hebillas metálicas

  • Es económico.
  • No requiere de flejadora o máquina de flejar.
  • Es fácil de realizar, tal y como te contaremos a continuación.
  •  Es rápido.
  • El fleje es muy resistente y, si lo combinamos con hebillas, resiste cargas muy pesadas.
  • Es flexible e ideal para todo tipo de productos.
  • Su peso ligero hace que el flejado sea más cómodo.
  • Es una solución sostenible.
  • No se oxida y puede usarse a intemperie.

Paso a paso para flejar con hebillas

  1.       Pasa el fleje por debajo de la caja o producto a flejar.
  2.       Sujeta los dos extremos del fleje justo arriba del producto, en el sitio donde desees cerrarlo con la hebilla.
  3.       Pasa el fleje por las hebillas como si se tratara de un cinturón.
  4.       Sujeta los extremos ya pasados por la hebilla y tira fuerte para apretar.
  5.       ¡Listo! Ya tienes tu producto flejado.

Aunque ambos flejes se adecúan a todo tipo de carga, la diferencia entre utilizar un fleje textil o un fleje de polipropileno radica que, en el caso del textil, lograremos una alternativa más ligera, flexible y fácil de emplear.

En cambio, el fleje de polipropileno puede proferir algo más de resistencia. En Simapack, contamos con espesores que oscilan entre 0,4 y 08 mm y con anchos de entre 5 y 19 mm.

¿Te han quedado dudas acerca de cómo flejar tus mercancías con hebillas metálicas? Escríbenos y resolveremos todas tus dudas.