Usos, ventajas y opciones para el film retráctil

El film retráctil es uno de los tipos de papel de plástico más usados en el ámbito industrial para mantener las cargas protegidas.

No hay que confundir, como ocurre en muchas ocasiones, el film retráctil con el extensible. El film retráctil necesita calor para su aplicación, mientras que, para el film extensible, se utiliza una sujeción elástica que se envuelve alrededor de los productos.

¿Qué es el film retráctil y para qué se utiliza?

Como te contábamos, el film retráctil es una de las principales soluciones de embalaje que existen a nivel industrial. Eso se debe a su elevada resistencia y a sus propiedades termodinámicas.

Se utiliza principalmente para estabilizar cargas de cierto peso que se transportan en palets. Esto es debido a que el film retráctil suele estar fabricado con poliolefina o polipropileno, dos materiales que aportan la fuerza y resistencia necesarias para proteger la carga de golpes y caídas, aunque estas no son sus únicas ventajas. Te las contamos a continuación:

Film retráctil: ¿cuáles son sus ventajas?

  1. Resiste al agua y a la humedad. El film es ideal para proteger las cargas de climas húmedos y lluvias por sus propiedades impermeables.
  2. El precio es asequible. El film retráctil presenta un precio que permite realizar una inversión mínima y sin riesgo.
  3. Es resistente, capaz de impedir caídas de la carga y protegerla de los golpes.
  4. Se les puede aplicar un tratamiento antiestático, antibacteriano, de microperforado o corona para aumentar sus propiedades o personalizar su acabado.
  5. Es de fácil aplicación. El film retráctil se aplica con una máquina envolvedora y existen diferentes formatos que permiten aplicar esta técnica de embalaje para multitud de usos: ¿los vemos a continuación?

Formatos de film retráctil

Formatos Poliolefina

  • Fundas de plástico, como las que se utilizan para palets y grandes cargas. Se trata de un material flexible que puede almacenarse sin problemas, sin riesgo de caídas o de que se desestabilicen los objetos que se transportan.
  • Semitubo, un formato que se utiliza en las máquinas automáticas. Estas bobinas permiten un empaquetamiento óptimo de productos que tengan un tamaño menor.
  • Lámina retráctil, muy similar a los rollos de film transparente. Se emplea para uso profesional en las fábricas.

Esto no es todo: como te contábamos al principio, el film retráctil puede fabricarse gracias a dos materiales: la poliolefina y el polipropileno. Pero, ¿cuándo necesitaremos un material u otro?

En Simapack, te recomendamos que consultes con nuestros expertos para que evalúen qué material de film retráctil será el adecuado a tu tipo de carga. Pero veamos, a priori, algunas diferencias entre ambos materiales:

Film de poliolefina y de polipropileno: ¿cuáles son las diferencias?

Film de Poliolefina Retráctil

 

El film de poliolefina tiene la ventaja de que no se deforma ni se encoge a temperatura ambiente y ofrece una perfecta adaptación al producto final. Además, es un material apto para uso alimenticio.

 

Film de Polipropileno (BOPP) RetráctilPor su lado, el film de polipropileno ofrece una gran resistencia y durabilidad de empaque, lo que lo convierte en un material muy útil para cargas muy pesadas. Su única desventaja es que, a diferencia de la poliolefina, se encoge a temperatura ambiente.

En cualquier caso, ambos ofrecen un brillo y una transparencia óptimos y los encontramos en el mercado con distintos tipos de tratamientos que dependerán de las necesidades del cliente.

¿Qué acabados podemos darle?

Acabados para el film de poliolefina retráctil

  • Tratamiento corona: consiste en una descarga de alta frecuencia que permite aumentar la fijación de las tintas y lograr así una calidad de impresión mayor.
  • Microperforado: este acabado facilita la salida del aire durante el proceso de retractilado, lo que permite una mayor transpiración de los productos que lo necesiten.
  • Punto verde: se trata de añadir un símbolo de punto verde, que indica que el producto no contamina cuando se destruye y que puede reutilizarse.

Acabados para el film de polipropileno retráctil

  • Tratamiento antifog: este tratamiento por una cara evita la condensación y la formación de vaho.
  • Tratamiento antibacteriano: el recubrimiento ideal para cargas que podrían
  • Tratamiento mate: si queremos que nuestro film pierda el acabado abrillantado propio del plástico.
  • Tratamiento metalizado: se trata de un recubrimiento por una cara que actúa como barrera al oxígeno, a la humedad y a los aromas.
  • Tratamiento perlado: con tratamiento antiestático.
  • Tratamiento corona: como te contábamos anteriormente, aumenta la fijación de las tintas para una mayor calidad de impresión.

En Simapack, disponemos de varios formatos, espesores y tratamientos para cada tipo de film retráctil. Puedes consultarlos aquí o, como opción recomendable, pedir asesoramiento para que te ayudemos a elegir el más adecuado para tu carga.