¿Por qué es importante el control de calidad en los materiales de embalaje?

Simapack control de calidad

La industria de embalaje, sobre todo aplicado a sectores como el alimenticio o los cosméticos, requiere de un riguroso control de calidad que garantice una manipulación de productos segura.

Si no se presta atención a la calidad del embalaje, corremos el riesgo de que los productos embalados sufran algún desperfecto, lo que perjudica la reputación de la empresa y puede suponer una pérdida de dinero para nuestros clientes.

Por eso, la calidad del embalaje es uno de los elementos clave que va a hacer que el consumidor elija una marca u otra a la hora de tomar una decisión de compra.

Para evitar que el embalaje se convierta en un problema logístico y para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, en Simapack llevamos un seguimiento estricto de nuestros procesos de producción y de las materias primas.

Contamos con un sistema propio de control de calidad que cubre cada una de las fases de producción. Te contamos en detalle en qué consiste: 

  1.       Inspección inicial de producción.

Antes de empezar con el proceso productivo, realizamos una inspección previa en la que revisamos la materia prima del cliente, cuál será el procedimiento que se implementará y que las máquinas implicadas durante el proceso están limpias y funcionan de manera correcta.

  1.       Control de calidad de proceso.

Durante el proceso de fabricación, los técnicos irán revisando en línea los lotes fabricados para revisar que esté todo esté correcto. De esta manera, garantizamos que el proceso de producción cumpla con los requisitos. Además, en caso de improviso, existe tiempo suficiente para reaccionar y corregir los errores.

  1.       Inspección final.

En la última fase de la producción, nos aseguramos de que el producto final sea el esperado y que cuente con la calidad total que esperan nuestros clientes.

Los registros sanitarios como garantías de control de calidad

Para garantizar un estándar de calidad de los materiales de embalaje, la administración dispone de registros sanitarios. Estos están especialmente previstos en caso de que se prevea que dichos materiales se utilicen para la manipulación de alimentos.

A continuación, te presentamos los dos registros que garantizan que nuestros productos cuentan con los estándares necesarios para el embalaje de alimentos:

  •  Registro Sanitario de Industrias y Productos Alimentarios de Cataluña (RSIPAC): 39.05378/CAT.

La Generalitat de Cataluña establece que cualquier negocio que se dedique a la producción, transformación, elaboración, envasado, almacenaje, distribución, transporte e importación de alimentos deben estar dadas de alta en este registro, que funciona como una autorización sanitaria de funcionamiento.

  • Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias Españolas (RGSA): 39.005260/B. 

Un equivalente en el marco legal español es el Registro Sanitario de Empresas y establecimientos Alimentarios (RGSEAA).

En él, deben inscribirse las empresas que se dediquen a la producción primaria, al servicio y venta de productos alimenticios al consumidor final o las que ejerzan actividades en el punto de la cadena alimentaria.

Esta última categoría incluye las compañías, como Simapack, que no poseen instalaciones alimentarias, pero que producen y comercializan con materiales en contacto con los alimentos.

¿Te gustaría saber más?

Nuestros asesores de embalaje estarán encantados de saber más sobre tus necesidades y contarte todo lo que necesites saber sobre nuestras garantías de calidad.

Consúltanos sin compromiso a través del siguiente enlace